Revelan que Alan García escribió su carta de despedida semanas antes de su muerte

Los restos del exmandatario de Perú fueron cremados en un cementerio de Lima.

    processing...

    Alan García deja supuesta carta antes de suicidio

    Alan García deja supuesta carta antes de suicidio.

    (Publicado viernes 19 de abril de 2019)

    LIMA — El expresidente peruano Alan García, quien murió por suicidio el miércoles antes de ser arrestado en una investigación por presuntos actos de corrupción, escribió su carta de despedida semanas antes del trágico suceso, reveló la exmnistra Nidia Vilchez.

    "Lo que nosotros sabemos, ya por la carta que él deja, es que él preparó o se preparó para afrontar a quienes querían hacer un circo con una detención. Esa carta no la escribió el día anterior, esa carta tiene varias semanas atrás", señaló Vilchez en una entrevista publicada este domingo por el diario Correo.

    A pesar de que indicó que no tiene "la fecha o el tiempo" exacto en que fue escrita, la exministra de García agregó que la familia del exgobernante desconocía la existencia de la misiva, que fue leída durante su velorio por su hija Lucía García Nores.

    "No tengo la fecha o el tiempo. El secretario personal sabrá en qué momento se la entregaron a él porque ha sido depositario de esta carta", sostuvo.

    En una columna de opinión también publicada este domingo en el diario Perú21, el periodista Beto Ortiz, quien es amigo de la hija mayor del exgobernante, Carla García Buscaglia, aseguró que García escribió la carta hace cinco meses y se la entregó a su secretario personal, Ricardo Pinedo.

    En la misiva, García habría afirmado que no tenía que sufrir "la injusticia" de ser detenido por presuntos actos de corrupción y que cumplió con su misión como político y gobernante de su país.

    "He visto a otros desfilar esposados, guardando su miserable existencia, pero Alan García no tiene porqué sufrir esas injusticias y circos, por eso le dejo a mis hijos la dignidad de mis decisiones, a mis compañeros una señal de orgullo y mi cadáver como una muestra de mi desprecio hacia mis adversarios, porque ya cumplí la misión que me impuse", señaló.

    El exgobernante también habría asegurado que "no hubo ni habrá cuentas, ni sobornos, ni riqueza, la historia tiene más valor que cualquier riqueza material" y que no tenía "porqué aceptar vejámenes".

    Según Vílchez, García les dijo a sus más cercanos seguidores que "jamás dejaría que mancillen la función de quien habría, como él, asumido la presidencia".

    La exministra agregó que los dirigentes apristas exigen que se muestre el video del momento en que ingresa el Ministerio Público y la Policía Nacional a la casa de García para saber si "se cumplió el protocolo".

    "La Policía Judicial tiene una formación y sabe que cuando van con el propósito y la autorización para detener a una persona, ellos responden por esa persona", enfatizó.

    Añadió que ella se reunió con García por última vez hace unos 15 días y que el exgobernante "siempre ha sido el formador de generaciones", por lo que "ha tenido en formación, más o menos, a unos 35 jóvenes en estos últimos meses".

    "En el 2004 forma la Escuela de Líderes en el partido y vienen de distintos lugares del país y se quedaban allí a dormir, tenían también a los docentes en la Casa del Pueblo", detalló en referencia al local principal del Partido Aprista.

    Los restos del expresidente fueron cremados este viernes en un cementerio de Lima, en una ceremonia privada en la que solo participaron sus familiares y dirigentes políticos más cercanos.

    En los funerales, su ex primer ministro, Jorge del Castillo, calificó a García como “el mejor presidente de Perú”, mientras que su secretario Ricardo Pinedo comentó que los “odiadores no entendían que tu único objetivo era un lugar en la historia, ellos vivirán encadenados de sus odios y así morirán”.

    García encabezaba en Perú la lista de políticos más rechazados y también la de los que deberían retirarse de la política local, de acuerdo a diversas encuestas en 2018 y 2019.

    Poco después, miles de simpatizantes procedentes de todo el país siguieron por las calles de Lima el féretro del expresidente. El ataúd salió del local central del partido y, de acuerdo al programa, luego de recorrer las calles capitalinas será llevado hasta un cementerio de la zona este de Lima donde será cremado en otra ceremonia privada.

    Al funeral se añadió una tragedia más cuando un autobús que llegaba con simpatizantes desde el norte de Perú chocó contra un muro de concreto en las afueras de Lima y dejó ocho muertos y más de 40 heridos. Varios de los muertos que estaban sentados en el segundo piso del bus salieron disparados por las ventanas y cayeron al río Huaura, dijo el jefe de la policía de carreteras, Jorge Castillo.

    De acuerdo con la fiscalía el expresidente habría recibido unos 100,000 dólares de Odebrecht maquillados bajo la apariencia de pagos por una conferencia en Sao Paulo que García dio en 2012.

    García, de 69 años, gobernó Perú en dos oportunidades, la primera de ellas de 1985 a 1990, cuando dejó al país sumido en su mayor crisis económica contemporánea. Volvió al poder en el periodo 2006-2011.

    Todos los presidentes de Perú desde 2001 tienen cuentas pendientes con la justicia por sus nexos con Odebrecht. Alejandro Toledo (2001-2006) reside en Estados Unidos, aunque se ha pedido su extradición, y Ollanta Humala (2011-2016) también estuvo preso junto a su mujer entre 2017 y 2018. Pedro Pablo Kuczynski (2016-2018) enfrenta un pedido de prisión domiciliaria tras estar detenido desde el viernes último.

    Odebrecht está en el centro de un enorme escándalo de corrupción en América Latina después de admitir en 2016 -como parte de un acuerdo con el Departamento de Justicia de Estados Unidos- que sobornó a funcionarios de la región por cerca de $800 millones a cambio de recibir contratos de obras de infraestructura.