jake cefolia

¿Qué le pasó a Jack Cefolia? Hallan restos de ejecutivo de United desaparecido en 2020

El alto ejecutivo llevaba sin rastro desde el 8 de agosto de 2020 y recientemente identificaron sus restos ubicados en Waterfall Glen Forest Preserve en Lemont.

Telemundo

Autoridades intentan esclarecer la misteriosa desaparición y muerte de Jake Cefolia, un alto ejecutivo de United Airlines, que llevaba desaparecido desde agosto de 2020 y cuyos restos fueron hallados en la reserva forestal Waterfall Glen.

LEMONT - Jake Cefolia, vicepresidente senior de ventas mundiales de United Airlines, fue reportado como desparecido el 8 de agosto de 2020 y autoridades recientemente identificaron sus restos hallados en la preserva Waterfall Glen Forest Preserve en Lemont.

El médico forense del condado DuPage logró identificar los restos del alto ejecutivo que fueron ubicados dentro de la reserva forestal por un grupo de trabajadores.

Según las autoridades del condado DuPage, contratistas que estaban trabajando dentro de la reserva para remover especies invasivas hallaron lo que aparentaba ser restos humanos colgando de un árbol.

Se detalló que la zona a donde fueron ubicados los restos es “densamente arbolado”, lo que significa que sería difícil encontrar los restos, aunque una persona estuviera a 10 pies de distancia.

Autoridades creen que la caída de hojas por la temporada de otoño contribuyó a que se descubrieran los restos.

LO QUE SUCEDIÓ ANTES DE HALLAR SUS RESTOS

Como fue reportado, Cefolia fue visto por última vez en la mañana del 7 de agosto de 2020 echando gasolina en su camioneta Range Rover color gris en una gasolinera ubicada sobre la calle Butterfield cerca de su hogar en Elmhurst, Illinois.

Cámaras de vigilancia captaron a Cefolia vestido con botas para hacer senderismo, pantalones cortos, una camisa color oscura y una gorra color oscura. Conforme a la policía, la última transacción registrada en la tarjeta de crédito de Cefolia fue de $59.50 en esa estación de gasolina.

Más adelante ese día, a las 9:23 a.m., una cámara de tráfico captó imágenes del vehículo de Cefolia dirigiéndose en dirección oeste sobre la calle Butterfield en Commonwealth. Un vecino le dijo a la policía de Elmhurst que estaba de 60% a 70% seguro que vio la Range Rover de Cefolia irse antes del mediodía.

Y luego en la mañana del 8 de agosto, vieron la camioneta estacionada afuera de Waterfall Glen Forest Preserve en Lemont.

Las placas del vehículo de Cefolia fueron revisadas a la 1:13 a.m. y a las 4:07 a.m. de ese día, pero como Cefolia no había sido reportado como desaparecido todavía, nada surgió.

En la tarde del 8 de agosto, Kristine, la exesposa de Cefolia, llamó al 9-1-1 para reportar su desaparición y en la llamada, le dijo al operador que no sabía de Jake desde el 6 de agosto. “Le dejé multiples mensajes de texto, correos electrónicos, nada”, comentó Kristine al operador de 911. “Algo no está absolutamente bien,” agregó.

Kristine también le indicó a la policía que su hijo fue a su casa para cenar y luego le dijo a ella que su papá aparentaba estar intoxicado, de acuerdo con reportes de la policía.

Esto sucedió horas antes de que la policía cateara su hogar el 6 de agosto.

Una vez que se presentó el informe de la persona desaparecida, los oficiales de la reserva forestal del condado DuPage identificaron el auto de Cefolia. Según los informes policiales, durante la revisión del vehículo encontraron una mascarilla que colgaba del volante, un pullover gris que se dejó en el asiento trasero y encontraron una bolsa de golf con un conjunto de palos y $120 en efectivo en la cajuela.

Posteriormente, se formó un equipo de búsqueda con sabuesos y utilizaron la chamarra y un par de lentes para que los perros rastrearan el olor de Cefolia. Los sabuesos siguieron su olor hasta 20 yardas sureste de donde estaba estacionado el auto y ahí se detuvieron.

Se invirtieron más de mil horas buscando a Cefolia en la preserva y en áreas aledañas con el apoyo de diferentes departamentos de policía de Illinois tanto por aire como por tierra sin éxito alguno. Asimismo, cientos de personas se unieron a la búsqueda como voluntarios. Equipos de búsqueda y rescate se han desplegado con perros entrenados y no ha habido descubrimiento alguno.  

¿Qué pudo haber provocado la desaparición de Cefolia?

El pasado 6 de agosto, un día antes de su desaparición, NBC 5 Investigates se enteró que la policía de Elmhurst se presentó a su hogar con una orden de cateo y apuntes de detectives hicieron mención de que estaban en la casa para “buscar y recolectar/empaquetar evidencia”.

No obstante, la policía de Elmhurst se negó a emitir algún comentario sobre la investigación.

Cabe destacar que Cefolia nunca ha sido acusado de un crimen.

"Es poco probable que sea una coincidencia que desaparezca, el día después de la búsqueda", dijo Richard Schak, detective de homicidios retirado de Chicago, quien ahora enseña justicia penal en una universidad local. “Lo que sea que estaban buscando, o lo que sea que encontraron podría haber desencadenado algo para que huyera”, agregó Schak.

¿Qué es lo que se sabe de este alto ejecutivo de la aerolínea United?

Cefolia, de 49 años, tiene dos hijos y estaba recién divorciado. Reportes de la policía obtenidos por NBC 5 Investigates revelaron que abrió un perfil en OkCupid, conoció a una novia a través de la app Bumble en Chicago y salía con otra mujer en San Francisco.

Un amigo piloto de United Airlines le dijo a la policía que Cefolia había estado bajo una enorme presión durante la pandemia del coronavirus, “asumiendo un recorte salarial del 50% mientras todavía pagaba la misma cantidad estipulada en su acuerdo de divorcio".

El amigo le dijo a la policía que Cefolia estaba “preocupado porque estaba a cargo de despedir a un gran número de empleados de los Estados Unidos debido a la recesión económica”.

En informes policiales, una novia de Cefolia describió su relación con él como algo ocasional y también le dijo a la policía que estaba recibiendo terapia y que lo que pasó no estaba planeado.

En su puesto, Cefolia hacía viajes alrededor del mundo, desde Hong Kong hasta Singapur y de Londres a Tel Aviv. Además, se quedaba en hoteles de lujo y cenaba en restaurantes caros.

Sin embargo, tras su desaparición “el pasaporte, las tarjetas de créditos y cuentas bancarias de Cefolia no fueron utilizadas ni accedidas” y no hubo “retiros significantes de dinero antes de su desaparición” ni tampoco “contacto con familia o amistades desde entonces”, según detallaron reportes policiales.

"Sin que nada salga a la luz en 12 meses sobre Jake, creo que la probabilidad de que esté vivo es muy remota. Sólo porque algo habría surgido", dijo Schak entonces. “Si vivieras ese tipo de estilo de vida, habría un rastro de dinero de algún tipo”, añadió.