Escalofriante relato: "dijo que era mamá y la mataron"

EXCLUSIVA: Adriana LeBarón, hermana de una de las víctimas de la masacre en México, rompe el silencio luego de la masacre.

    processing...

    Caso LeBarón: hermana de victima habla por primera vez

    En exclusiva para Telemundo Utah, el relato de Adriana LeBarón sobre la masacre donde su hermana fue asesinada. (Publicado viernes 22 de noviembre de 2019)

    Adriana Lebarón aún no se recupera de la trágica muerte de su hermana Rhonita Miller y sus cuatro sobrinos, cinco de las nueve víctimas que murieron masacradas en el municipio de Galeana, en el estado de Chihuahua el pasado 4 de noviembre.

    En entrevista exclusiva con Telemundo Utah, Adriana Lebarón se preguntó cómo fue posible que ocurriera la masacre en la que tres mujeres y seis niños, de nacionalidad estadounidense y mexicana, fueron asesinados al ser interceptados por grupos armados ilegales cuando viajaban en tres vehículos, según autoridades. 

    Luego de la masacre, la familia LeBarón aseguró que habían recibido amenazas del crimen organizado y que habían denunciado. Según reportes de personas en la zona, sicarios habrían atacado el convoy de la familia y uno de los vehículos explotó provocando la muerte a sus ocupantes.

    También explica que, según declaraciones de los niños sobrevivientes, los sicarios no tuvieron compasión.

    Rompe el silencio familia de estadounidenses asesinados en México

    [TLMD - NATL] Rompe el silencio familia de estadounidenses asesinados en México

    Un primo de un grupo de nueve estadounidenses asesinados en México cuenta lo que sufre su familia después del brutal ataque por miembros de un cartel criminal.

    (Publicado martes 5 de noviembre de 2019)

    Además de presenciar la muerte de su madre y hermanos, los menores Devin Langford y Mckenzie Rayne Langford escondieron a sus hermanos en matorrales y caminaron 14 millas en busca de ayuda.

    Los pequeños le contaron a su tía que en un momento ya no pudieron más y mandaron al niño de 13 años al pueblito donde ellos viven. El pequeño caminó  "kilómetros y kilómetros, horas, el camino por cinco horas ese angelito balaceado", agrega.

    Para ese entonces la madre de Adriana y de Rhonita estaba llegando al lugar donde ardían los cuerpos de sus seres queridos.