Aplazan acusación formal del líder La Luz del Mundo

La nueva cita para enfrentar a un juez será el 21 de junio.

    processing...

    Aplazan acusación formal del líder La Luz

    La acusación formal del líder de la Iglesia La Luz del Mundo y dos de sus seguidores por cargos de abuso sexual de menores y contrabando humano fue aplazada para el 21 de junio.

    (Publicado martes 11 de junio de 2019)

    La acusación formal del líder de la Iglesia La Luz del Mundo y dos de sus seguidoras por cargos de abuso sexual de menores y contrabando humano fue aplazada para el 21 de junio.

    Naasón Joaquín García, de 50 años, y las otras dos acusadas comparecieron el lunes en la Corte Superior de Los Ángeles. Enfrentan una denuncia penal por 26 cargos que incluye violación infantil, estupro, abuso sexual, tráfico de personas, pornografía infantil y extorsión. Los cargos detallan acusaciones de delitos a tres niñas y una mujer ocurridos entre 2015 y 2018 en el condado Los Ángeles.

    Joaquín, autoproclamado apóstol de la Iglesia, permanece detenido y se le fijó una fianza de $50 millones, que se cree es la más alta que se ha impuesto en el condado Los Ángeles. La comparecencia del 21 de junio incluirá una revisión de la fianza.

    Naasón Joaquín y una feligresa de la Iglesia, Susana Medina Oaxaca, de 24 años, fueron arrestados a principios de junio después de que su vuelo privado procedente de México aterrizó en el Aeropuerto Internacional de Los Ángeles. Una tercera acusada, Alondra Ocampo, de 36 años, fue arrestada en el condado Los Ángeles, y una cuarta sospechosa, Azalea Rangel Meléndez, permanece prófuga.

    Los abogados y feligreses de Joaquín señalan que será exonerado y sigue siendo el líder de la Iglesia.

    Esta iglesia cristiana fundamentalista fue fundada en 1926 por el abuelo de Naasón Joaquín. Su padre también estuvo al frente de la Iglesia y fue acusado de abusar de menores en 1997, pero las autoridades mexicanas nunca presentaron cargos penales.

    Joaquín García cambió formalmente de abogados el lunes, y ahora utilizará los servicios de Ken Rosenfeld y Allen Sawyer.

    La fiscalía pidió al juez Francis Bennett que les prohibiera a los abogados de Joaquín García trabajar y compartir información con miembros de la Iglesia, por temor de que pudieran acosar o intimidar a testigos potenciales. Sawyer dijo que eso no es justo para su cliente y podría afectar su defensa.

    Bennett ordenó a las partes llegar a una solución negociada.

    La Iglesia asegura que actualmente tiene cinco millones de miembros en más de 50 países.