Noticias de Centroamérica

Noticias de Centroamérica

Todas las noticias que debes saber de Centroamérica

Abogado culpa al gobierno de Honduras de brutal asesinato de reo

Una cámara de vigilancia en el penal de máxima seguridad captó el salvaje asesinato

    processing...

    Dramático video: a quemarropa, acribillan a balazos a reo en Honduras

    Fue en una cárcel en Tegucigalpa, donde las imágenes muestran el asesinato de un presunto socio del hermano del presidente. (Publicado lunes 28 de octubre de 2019)

    El brutal asesinato en prisión de un supuesto narcotraficante hondureño que contaba con evidencia potencialmente crucial en contra del presidente, ha provocado que el gobierno de la nación centroamericana atribuya el homicidio a otros traficantes, mientras que los abogados de la víctima insinúan que el gobierno fue el responsable de la muerte.

    Una cámara de vigilancia en el penal de máxima seguridad captó el salvaje asesinato de Nery Orlando López Sanabria la mañana del sábado, mientras platicaba en un pasillo con el director de la prisión.

    López — quien se había cambiado la identidad a Magdaleno Meza Funes y en una ocasión fingió su propia muerte — generó atención a principios de mes cuando el contenido de los documentos que portaba en un compartimiento secreto junto con armas, granadas y dinero en efectivo, se difundió en una corte de Nueva York durante el juicio de Juan Antonio “Tony” Hernández por tráfico de drogas.

    Los libros contables incluían anotaciones de cargamentos de cocaína a Hernández, un exlegislador hondureño, y las iniciales de su hermano, el presidente Juan Orlando Hernández, quien es conocido en todo el país como JOH. El mandatario ha rechazado haber incurrido en algún delito y no ha sido acusado formalmente.

    Durante el juicio, la fiscal federal Amanda Houle se refirió a los libros contables como “evidencia devastadora de la culpabilidad del acusado”. Tony Hernández fue condenado este mes por asociación delictuosa para lo que los fiscales llamaron “narcotráfico patrocinada por el Estado”.

    El abogado de López, Carlos Chajtur, dijo el lunes que la participación del gobierno hondureño en el asesinato de su cliente “es una hipótesis que no podemos descartar de ninguna manera por la forma en que él murió”.

    Chajtur intentó infructuosamente durante un año que su cliente fuera transferido a una base militar debido a que había recibido amenazas de muerte. El abogado añadió que también se había intentado envenenar a López, y que a un pandillero que fue transferido a la prisión a inicios de este año se le encontró una granada en el recto que supuestamente utilizaría para asesinar a López.

    El domingo, el subsecretario de Seguridad, Luis Suazo, publicó otra hipótesis en Twitter. Insinuó que los abogados de López habían dicho que su cliente negaría la autenticidad de los documentos a cambio de que se le transfiriera fuera de la prisión y que otros narcotraficantes pudieron haberlo matado.

    Sin embargo, Chajtur aseguró el lunes que eso era falso.

    “Fueron las autoridades quienes iniciaron un posible acuerdo para que él desmintiera el contenido de las libretas y a cambio pudiera ser trasladado”, dijo Chajtur, quien se refiere a su cliente como Magdaleno Meza Funes. “Las libretas son auténticas y le fueron decomisadas a Magdaleno Meza”

    El abogado comentó que cuando se analiza el video del asesinato del López en prisión “es evidente que hay contubernio de las autoridades penitenciarias y quizás autoridades de otro nivel más alto”.

    El video muestra un asesinato eficiente que transcurre en un lapso de unos 40 segundos.

    En lo que parece ser un pasillo de la prisión, López está parado en el centro hablando con dos funcionarios del reclusorio. Chajtur asegura que el hombre que estaba justo enfrente de su cliente era el director del penal. Otro recluso y dos guardias están a un costado.

    Uno de los guardias, con el rostro cubierto, camina por una puerta corrediza hacia el otro lado del pasillo, mientras López seguía charlando con los funcionarios.

    Tan pronto como el guardia desliza la puerta, ingresan varios hombres vestidos con camisetas blancas y uno de ellos le dispara a López con una pistola justo en la cabeza.

    Tiene tiempo de voltear a ver a sus agresores y cae al primer paso que intenta dar para alejarse. Los guardias y los funcionarios se dispersan, al igual que el otro recluso. El sujeto armado se acerca a López, quien está tendido boca abajo, y le vacía el cartucho en la cabeza.

    Increíble: los calzoncillos usados que delataron a al-Baghdadi

    Increíble: los calzoncillos usados que delataron a al-Baghdadi

    Un informante ofreció datos y pruebas contundentes para dar con el líder de ISIS.

    (Publicado martes 29 de octubre de 2019)

    Los cinco hombres que acompañan al agresor sacan cuchillos para intimidar a los guardias y uno de ellos apuñala en repetidas ocasiones la espalda de López, antes de darle un nuevo cartucho al sujeto de la pistola, quien nuevamente dispara todos los tiros sobre la cabeza de López. El hombre con el cuchillo largo apuñala a López en los tobillos. Uno más se acerca y le clava un puñal en el costado.

    Los seis atacantes salen por la misma puerta por la que ingresaron, e incluso la vuelven a cerrar.

    López fue arrestado por la policía militar y la unidad antinarcóticos el 6 de junio de 2018 por cargos relacionados con armas y lavado de dinero. En su vehículo había un compartimiento secreto en el que portaba las libretas, dinero en efectivo, armas, un par de granadas y joyas.

    López fingió su muerte hace varios años. Comenzaron a circular fotografías de él dentro de un ataúd. La prensa local había reportado que se había sometido a una cirugía estética para cambiar su apariencia.

    En junio, Chajtur estuvo en las oficinas de la DEA en Miami. El Departamento de Justicia tenía abierta una investigación contra López y durante la visita Chajtur dijo que se le hizo saber que la DEA había escrito una carta al gobierno hondureño para respaldar la solicitud de extradición.

    López habría sido un testigo clave en el juicio contra Hernández. La fiscalía estadounidense llamó al estrado a un detective hondureño, quien testificó sobre la incautación de las libretas. Chajtur dijo que la existencia de los documentos no se había difundido en Honduras y su contenido se compartió únicamente después de que se informó a las autoridades estadounidenses y se hizo una solicitud específica al gobierno hondureño de que se compartiera.

    El abogado declaró el lunes que no sabe si se le presentó la solicitud de extradición al gobierno hondureño y este lo mantuvo en secreto, o si aún no se había realizado el proceso.

    Pero añadió que durante la reunión se le dejó claro que la solicitud de extradición “iba a venir más temprano que tarde”.