La del adiós: migrantes disfrutan función de lucha libre

El albergue de la caravana se transforma en una arena del popular deporte.

    processing...

    Migrantes se entretienen con lucha libre

    Migrantes se entretienen con lucha libre

    (Publicado viernes 9 de noviembre de 2018)

    A pocas horas de que abandonen Ciudad de México, el espacio que les sirvió de campamento se convirtió en un cuadrilátero de lucha libre que les permitió disfrutar de este espectáculo mexicano y olvidar temporalmente los calvarios de su travesía.

    Varias decenas de los migrantes acampados desde el domingo en un complejo deportivo de la capital mexicana se agruparon alrededor de un ring instalado en el centro del campamento para vitorear a una treintena de luchadores que hicieron gala de los mejores golpes y acrobacias.

    Los combatientes enmascarados arrancaron un montón de sonrisas entre los niños de la caravana, que pudieron distraerse y divertirse con sus nuevos ídolos.

    Mientras que sus padres pudieron evadirse de las malas noticias que llegaron del otro lado de la frontera, donde el presidente estadounidense, Donald Trump, emitió una orden ejecutiva que limita el acceso a las peticiones de asilo.

    "Centinela de la Muerte", "Estrella Polar", o "El Imperial" son algunos de los combatientes de grupos como Lucha libre Boom o Triple A que acudieron al encuentro de los migrantes que tienen previsto emprender el sábado su camino  hacia el norte del país, para luego intentar cruzar la frontera hacia su destino final, Estados Unidos.

    "Venimos a apoyar a nuestros hermanos migrantes, a animarlos y que vayan mañana con toda la fortaleza que se merecen", explicó "Tekno", uno de los luchadores del equipo Boom que participó en las batallas que tuvieron lugar en un ring instalado por los organizadores del espectáculo.

    También destacó la importancia de entretener a los menores y de darles fuerza a los cerca de 1,800 niños de menos de cinco años que caminan junto a sus familiares en dirección a suelo estadounidense.

    "Tekno", además, se mostró sorprendido al ver que los centroamericanos de la caravana conocían a los luchadores mexicanos y que eran seguidores de este deporte que ha sido proclamado este año Patrimonio Cultural de la Ciudad de México.

    La euforia de la lucha libre hizo que durante dos horas el ambiente anteriormente triste y recargado del estadio se convirtiera en jovial y festivo.

    "Estamos en un lugar donde la gente está sufriendo y luchando sin comodidades pero hay buen ambiente, la fuerza se ve", dijo el luchador del equipo Boom.

    Uno de los espectadores se mostró agradecido con la comisión de lucha libre de Ciudad de México y su presidente conocido como "El Fantasma".

    "Me parece muy bien que hayan venido a inspirarnos y a subirnos los ánimos, yo he seguido la Triple A mucho tiempo y me alegra que estén aquí", comentó el hondureño.

    Ciudad de México brinda ayuda a la caravana

    [TLMD - LV] Ciudad de México brinda ayuda a la caravana

    Los migrantes de la caravana recibieron asistencia médica y ayuda en la capital mexicana.

    (Publicado martes 6 de noviembre de 2018)

    También hubo espacio para pasar gratuitamente por las manos del reconocido peluquero y estilista Daniel Cartagena, que llegó al estadio esta misma mañana junto a su compañera Barby, del equipo de belleza de lucha libre.

    Durante todo el día ofrecieron, "diseños de corte de cabello y ayuda en cuanto al aspecto físico y la higiene", apuntó Cartagena.

    "Cuando llegas a este lugar te das cuenta de la magnitud real de la situación. Entonces se reúnen conceptos para que cada uno ayude como pueda y nosotros ayudamos con nuestro talento", sentenció.

    Esta caravana de migrantes, que se originó en Honduras pero a la que se sumaron salvadoreños y guatemaltecos, entró en México el 19 de octubre y recorrieron cerca de 1,100 kilómetros, algunos tramos a pie, hasta llegar a la capital.

    A pesar de las amenazas de Trump, mantienen firme su objetivo de alcanzar Estados Unidos a través de Tijuana, que se encuentra a 2,800 kilómetros de Ciudad de México.