California

La construcción del túnel para almacenar agua en California costaría $20,000 millones, según Newsom

El gobierno de Newsom dice que el estado puede atrapar más agua del río Sacramento durante tormentas importantes y enviarla al sur para su almacenamiento.

Shutterstock

SACRAMENTO, California - La administración del gobernador de California, Gavin Newsom, indicó el jueves que ahora costará más de $20,000 millones construir un túnel gigante destinado a almacenar más agua cuando llueve y guardarla para una mejor preparación para sequías más prolongadas causadas por el cambio climático.

Los reguladores estatales han estado intentando construir alguna versión de un sistema de túneles de agua durante décadas. La última forma defendida por el gobernador demócrata es un único túnel gigante, a diferencia de los dos túneles propuestos por su predecesor, Jerry Brown. El gobierno de Newsom dice que el estado puede atrapar más agua del río Sacramento durante tormentas importantes y enviarla al sur para su almacenamiento.

La última estimación de costos, que data de 2020, situó el precio de un proyecto de un solo túnel en $16,000 millones. El nuevo análisis dice que el túnel costará $20,100 millones, un aumento que atribuyen casi en su totalidad a la inflación, que se disparó después de la pandemia del COVID-19.

El proyecto sería financiado por 29 agencias públicas locales de agua, que reciben su dinero de los clientes.

El análisis, realizado por el Berkeley Research Group pero pagado por el estado, indica que el túnel produciría $38,000 millones en beneficios, principalmente debido a un mayor suministro de agua que estaría mejor protegida de desastres naturales como terremotos.

"Los beneficios justifican claramente los costos", afirmó David Sunding, profesor emérito de la Universidad de California en Berkeley, quien dirigió el análisis.

A pesar de ese panorama optimista, el túnel sigue siendo uno de los proyectos más controvertidos de los últimos tiempos. Los grupos ambientalistas dicen que su construcción tendría impactos devastadores en el ecosistema ya en riesgo del delta del río Sacramento-San Joaquín, el estuario más grande de la costa oeste que alberga especies de salmón y otros peces en peligro de extinción.

El análisis publicado el jueves señala que los impactos ambientales incluyen la pérdida de tierras agrícolas, la reducción de la calidad del agua en el delta y los impactos en la calidad del aire, el transporte y el ruido.

"En lugar de imponer los costos de este proyecto despilfarrador a los californianos, el estado debería invertir en soluciones hídricas sostenibles que prometan restaurar el ecosistema del delta, no destruirlo", dijo Barbara Barrigan-Parilla, directora ejecutiva del grupo de defensa ambiental Restore the Delta.

Los funcionarios estatales señalan que el proyecto ahora incluye $200 millones en subvenciones para financiar proyectos locales en áreas afectadas por la construcción.

Más allá de las preocupaciones ambientales, el proyecto se ha convertido en una mina política para las comunidades agrícolas del Valle Central, donde se le ve como otro intento más del sur de California de robarles el agua. Si bien la mayoría de la población de California vive en la parte sur del estado, la mayor parte del agua proviene del norte. Los legisladores estatales han bloqueado cualquier esfuerzo para beneficiar o acelerar la construcción del túnel.

"Este nuevo análisis reconoce lo que hemos sabido desde el principio: el túnel del delta está destinado a beneficiar a Beverly Hills y dejar a las comunidades del delta a la intemperie", dijo el representante federal Josh Harder, un demócrata cuyo distrito incluye las comunidades del Valle Central como Stockton, Lodi y Galt. "Estoy harto y cansado de que los políticos de Sacramento ignoren nuestras voces del Valle y haré todo lo que esté en mi poder para evitar que nos roben el agua", sentenció.

El túnel sería parte del State Water Project, un complejo sistema de embalses, presas y canales que proporciona agua a 27 millones de personas mientras riega 750,000 acres de tierras de cultivo.

El cambio climático está amenazando ese suministro. Una sequía reciente provocó los tres años más terribles registrados, lo que redujo los embalses en todo el estado a niveles peligrosamente bajos y provocó un racionamiento obligatorio e incluso el cierre de algunas centrales hidroeléctricas. Los funcionarios estatales predicen que para 2070 las entregas del State Water Project disminuirán en un 22% debido al cambio climático.

El túnel propuesto tendría aproximadamente 45 millas de largo y 36 pies de ancho, o lo suficientemente grande como para transportar más de 161 millones de galones de agua por hora. Los funcionarios estatales dicen que este túnel permitiría a California almacenar más agua cuando sea impactado por "ríos atmosféricos", que son grandes tormentas que pueden empapar el estado durante semanas durante la temporada de lluvias.

El análisis publicado el jueves afirma que el túnel aumentaría el suministro de agua en aproximadamente un 17%, casi igualando la disminución prevista debido al cambio climático.

"No hacer nada tiene un costo muy real. Es mucho más eficiente y económico evitar la disminución del suministro", afirmó Karla Nemeth, directora del Departamento de Recursos Hídricos de California. "La escasez de agua, las restricciones obligatorias, el barbecho de tierras y la pérdida de empleos afectan nuestras economías estatales y locales", concluyó.

Contáctanos