texas

Horrible tragedia: niño de 6 años muere después de que un vecino lo atacara con un bate de béisbol

El niño sufrió múltiples fracturas de cráneo y luchó por su vida conectado a un ventilador del hospital durante dos meses antes de fallecer debido a lesiones cerebrales el martes.

GETTY IMAGES

Eremy Díaz, un niño de 6 años de Texas que supuestamente fue golpeado por su vecino con un bate de béisbol en septiembre, murió el martes después de pasar dos meses luchando por su vida conectado a un ventilador del hospital, según las autoridades y una actualización en GoFundMe de su padre.

“Esta mañana temprano lo estaba revisando y noté un rostro pálido y ojos inmóviles. Entonces su corazón se detuvo”, escribió el martes el padre de Jeremy, Arturo Díaz, en la página de GoFundMe. "Intentaron resucitarlo, pero no tuvieron éxito".

Jeremy estaba durmiendo en su cama el 11 de septiembre cuando Daniel Logan, de 39 años, entró en la casa de Georgetown y lo agredió a él y a otra persona en la casa, dijo la Oficina del Sheriff del condado de Williamson. Su cráneo se fracturó en múltiples lugares, lo que provocó inflamación en su cerebro, según una declaración jurada de arresto sobre el incidente.

La otra víctima fue la madre de Daniel Logan, Cynthia Logan, de 69 años. Ella siguió al sospechoso a la casa del vecino después de verlo entrar a la residencia a través del vidrio roto de la puerta trasera mientras sostenía un bate. Encontró a Jeremy desplomado en el suelo de su dormitorio.

Después de rogarle a su hijo que parara, Cynthia Logan fue golpeada en la cara con un bate de béisbol. Sufrió una laceración facial y se le cayó uno de los dientes inferiores. La esposa del sospechoso, Kristen Logan, llamó a la policía a la casa poco después de las 5:00 a.m. Jeremy Diaz y Cynthia Logan fueron transportados al hospital para recibir tratamiento.

    Daniel Logan fue acusado de dos delitos graves por causar lesiones corporales graves a un niño y agresión agravada a un miembro de la familia con un arma, según los registros del caso penal. El tribunal ordenó una evaluación de salud mental y lo mantiene detenido con fianzas por delitos graves por un total de $650,000.

    Arturo Díaz dijo que su hijo estaba mucho mejor el sábado. La familia tenía la intención de extubarlo porque ya no necesitaba un ventilador. Su condición empeoró rápidamente el lunes por la noche cuando tuvo una tormenta neuronal, una reacción de estrés causada por lesiones cerebrales.

    "Fue la peor tormenta que habíamos visto y surgió de la nada. Fueron casi 6 horas de infierno en la tierra; sólo puedo imaginar la tortura por la que pasó", dijo Arturo Díaz.

    La noche del incidente, Arturo Díaz y su esposa Yilin Tang fueron despertados por fuertes golpes en la planta baja de su residencia, según la declaración jurada de arresto. Arturo Díaz había tratado de proteger a su familia del sospechoso, mientras su esposa gritaba para llamar al 911.

    La oficina del sheriff dijo que están esperando los resultados de la autopsia de la Oficina del Médico Forense del Condado de Travis y, si los hallazgos lo justifican, “presentarán el caso a un gran jurado para que los cargos se aumenten a Asesinato capital”.

    Marc Chávez, el abogado que representa a Daniel Logan, dijo que sus oraciones están con la familia Díaz y que espera que encuentren paz en este momento trágico.

    "Si bien las acusaciones suenan preocupantes, pedimos a todos que se reserven su opinión hasta que todos los hechos salgan a la luz, especialmente mientras investigamos cuestiones relacionadas con enfermedades mentales graves", dijo Chávez.

    El padre de Jeremy compartió una historia sobre cómo su hijo lo llevó de la mano a leer un libro de cuentos la noche anterior a la tormenta neuronal.

    "Cuando terminamos de leer, lo último que dijo fue: "papá, mírame cubrirme"", dijo Arturo Díaz. "Hoy le cubrí la cara por última vez".

    Durante su estancia en el hospital, el niño necesitó una punción lumbar, sufrió infecciones e hinchazón de garganta y tuvo que usar un traje regulador de temperatura. El padre de Jeremy dijo que quería ser Iron Man para Halloween y que estaba "luchando por su vida como un superhéroe".

    “Yo estaba allí cuando respiró por primera vez y lo vi tomar el último”, escribió Arturo Díaz. "Ningún padre debería ver a sus hijos enterrados delante de ellos."

    Contáctanos