Lo atrapan por la grabación de un horrendo asesinato

El sospechoso perdió una tarjeta de memoria, hallada no lejos del lugar del crimen.

    processing...

    Lo atrapan por grabación de horrendo crimen

    Un hombre grabó un asesinato pero perdió la tarjeta de memoria, que fue hallada por una mujer. (Publicado lunes 21 de octubre de 2019)

    El acusado en un brutal asesinato en la mayor ciudad de Alaska terminó atrayendo a la policía a él, primero al perder una tarjeta de memoria nombrada “Homicidio en el Marriot del centro” que contenía video de la víctima siendo torturada.

    Entonces se produjo un error más inocuo: en la grabación, él hablaba con un acento distintivo, muy ajeno a Alaska.

    Cuando una mujer encontró la tarjeta en la calle y se la dio a la policía, lo que vieron los detectives fue horroroso. A un punto, el hombre se quejó con la víctima, cuyo rostro estaba inflamado y ensangrentado: “Se me está cansando la mano”. Y entonces le pisó la garganta.

    En medio de las imágenes estremecedoras, una pista: El asesino hablaba con un “acento que sonaba inglés” y los detectives se acordaron de Brian Steven Smith, un sudafricano de 48 años, de otra investigación, los detalles de la cual no fueron revelados.

    Arrestaron a Smith, que en septiembre se declaró culpable del asesinato de Kathleen Henry, una indígena desamparada de 30 años. Durante su interrogatorio, confesó el asesinato de otra nativa de Alaska.

    La policía no ha dicho si piensa que hay más víctimas.

    Anchorage tiene una población diversa -más de 200 idiomas son hablados en el sistema escolar de la ciudad- y no es raro escuchar a personas hablando con acentos ruso, yupik y hmong.

    Pero los acentos sudafricanos no son comunes en Anchorage, ciertamente no tras la temporada de turismo en el verano.

    Apenas una pequeña fracción de la población extranjera de la ciudad proviene de África, de acuerdo con el Buró del Censo de Estados Unidos.

    Las autoridades identificaron a la segunda víctima como Veronica Abouchuk, que tenía 52 años cuando su familia reportó su desaparición en febrero. La familia la vio por última vez en julio del 2018, dijo la policía.

    Smith le dijo a la policía dónde mató a Abouchuk y se deshizo del cadáver. Fue en un área en la que la policía estatal de Alaska encontró un cráneo con una herida de bala este año.

    La audiencia de su imputación se realizará el lunes.