SANTEE

Desde el hospital: agradece a desconocidos que la rescataron tras accidente aéreo en sur de California

Un equipo de vecinos y buenos samaritanos sacaron a María Morris de su casa en llamas momentos después de que una avioneta se estrellara contra la vivienda. Su hijo dijo que sufrió quemaduras de segundo y tercer grado en toda la cabeza y el cuerpo.

Telemundo

Una mujer y su esposo resultaron afectados por el impacto de la aeronave en el área residencial

SANTEE- La mujer que fue sacada de su casa en llamas en Santee por un equipo de vecinos y buenos samaritanos momentos después de que una avioneta se estrellara contra la vivienda el lunes pasado, compartió un mensaje de gratitud desde su cama de hospital el domingo.

"Gracias por todo lo que ha hecho por nosotros, nos ayudó, nos apoyó", dijo Morris, hablando a través de gasas y vendas que le cubrían todo el rostro.

"Es realmente tremendo. Es hermoso. Lo aprecio, mi familia lo aprecia. Te quiero".

Marie Morris se recupera de las quemaduras luego de ser rescatada de las llamas que estallaron luego que un avión ligero chocara con su casa.

El video fue compartido en Facebook por el hijo de Morris, James Slaff-Gruel, quien dijo que su madre tenía planeadas más cirugías por quemaduras el lunes.

"Mamá está avanzando con su recuperación y mañana se someterá a una cirugía para tratar las quemaduras profundas en las manos, la parte posterior del cuello y posiblemente la cara. Seguiremos de cerca su progreso y brindaremos una actualización", dijo Slaff-Gruel.

El video de un dron muestra una mejor idea de cuánto daño sufrió un vecindario de Santee el lunes cuando un pequeño avión se estrelló contra dos casas, matando a su piloto y a un empleado local de entrega de UPS que estaba en el trabajo.

El padre de Slaff-Gruel, Phil, quien fue ayudado a ponerse a salvo después de ser encontrado en su patio trasero, también tiene una recuperación desafiante por delante, escribió Slaff-Gruel.

"Phil se sometió a una cirugía hace un par de días en la que solo pudieron completar la mitad de la cirugía. Surgieron algunas complicaciones que hicieron que tuvieran que detenerse. Tenía algunos problemas cardíacos y de presión arterial que actualmente se están atendiendo antes de que pueden seguir adelante. Actualmente está en respiración asistida y está siendo observado muy de cerca por el personal médico de UCSD. Les hemos transmitido todos los buenos deseos".

El miércoles pasado, Slaff-Gruel visitó el lugar del accidente en Greencastle Street en Santee para inspeccionar los daños y recuperar lo que pudo. Le dijo a TELEMUNDO 20 que sus padres tenían quemaduras de segundo y tercer grado en la cara, la cabeza y el cuerpo.

Una avioneta se estrelló en un vecindario en Santee

“Teniendo en cuenta todo lo que han pasado, están de muy buen humor”, dijo.

Slaff-Gruel comparó el impacto del avión que impactó la casa de Morris con la detonación de una bomba, y dijo que sus padres estaban desorientados cuando su casa estalló en llamas.

Cody y Courtney Campbell quienes habían comprado su casa en la calle Greencastle St. en mayo, fueron una de las dos parejas que vieron sus hogares reducidos a cenizas tras el impacto de una avioneta el lunes en la tarde.

“Le estaba diciendo que saliera por la puerta y apuntaba hacia la ventana lateral”, explicó. María Morris fue sacada de la casa por una ventana lateral. Slaff-Gruel dijo que su cabello se había incendiado y Phil Morris se quemó las manos al apagarlo.

Phil Morris se dirigió desde la sala de estar a la cocina en busca de su perro, pero las llamas se volvieron demasiado intensas y encontró el camino hacia el patio trasero. Los vecinos rompieron un agujero en la cerca para que pudiera ponerse a salvo en la calle.

El miércoles pasado también fue el día en que María Morris abrió los ojos por primera vez después de su hospitalización, dijo Slaff-Gruel.

El accidente mató al piloto y doctor, Sagata Das, y al conductor de UPS, Steve Krueger, cuyo camión de reparto fue estrellado por el avión antes de que se moviera hacia dos casas. Ambos fueron honrados en una vigilia con velas cerca del lugar del accidente la semana pasada.

Cientos se dieron cita en la zona de la tragedia para honrar a Steve Krueger y Sugata Das