California

Reabren la autopista 1 de California hacia Big Sur al tráfico las 24 horas tras tormenta que dañó un tramo

La reapertura se produjo ocho días antes de lo previsto y justo a tiempo para los viajes de verano.

Getty Images

BIG SUR, California - Una sección de la pintoresca autopista 1 de California que conduce a la famosa costa de Big Sur reabrió al tráfico las 24 horas el viernes después de que se estabilizara un desprendimiento de rocas provocado por una tormenta que arrojó un trozo de un carril al océano y obstaculizó el turismo.

La brecha aún no se ha cerrado, pero después de colocar acero y concreto en el acantilado, se activó un sistema de señales temporal para permitir el tráfico alternativo de norte a sur en el carril intacto, según el Departamento de Transporte de California.

La reapertura se produjo ocho días antes de lo previsto y justo a tiempo para los viajes de verano.

"La autopista 1 es la joya del sistema de carreteras de California y nuestros equipos han estado trabajando sin parar durante el último mes y medio para que los californianos puedan tener acceso sin restricciones a esta área icónica de nuestro estado", dijo el director de Caltrans, Tony Tavares, en un comunicado esta semana.

Big Sur es un tramo de 90 millas de la costa central del estado donde montañas boscosas y brumosas se elevan desde el océano. Gran parte de la carretera se alza sobre acantilados, lo que presenta vistas espectaculares.

La autopista 1 normalmente es una ruta obligada para los visitantes de California que viajan entre Los Ángeles y San Francisco, pero el acceso a Big Sur desde el sur ha estado bloqueado durante mucho tiempo por deslizamientos de tierra anteriores que requirieron reparaciones masivas.

Después de fuertes lluvias, un deslizamiento de rocas al sur de Monterey el 30 de marzo provocó que unos 6 pies del carril en dirección sur y un muro de contención que sostenía la carretera cayesen unos 170 pies hacia el océano.

Caltrans determinó que el otro carril era utilizable, pero el tráfico se limitó a convoyes que entraban y salían dos veces al día de Big Sur. Inicialmente, sólo se permitió a los residentes y trabajadores esenciales unirse a los convoyes. Cada vez fue necesario retirar una grúa para dejar espacio a los convoyes, dijo Kevin Drabinski, portavoz de Caltrans.

En abril, Kirk Gafill, presidente de la Cámara de Comercio de Big Sur, dijo al San Francisco Chronicle que las pérdidas totales para las empresas de Big Sur desde el incidente superaban el millón de dólares por día.

Se está diseñando una reparación permanente de la carretera y se espera que esté terminada en la primavera de 2025, informó Caltrans.

Contáctanos